Maridaje, o cómo combinar comidas y vinos

¿Te consideras un experto en maridaje de vinos? La clásica combinación entre el vino tinto y la carne y el vino blanco y el pescado se ha quedado obsoleta tras las múltiples combinaciones con las que podemos probar nuestros vinos favoritos.

A fin de cuentes, el maridaje, a pesar de que existen una serie de normas, es cuestión de gustos. De este modo, para seleccionar un vino que combine con nuestras comidas, debemos tener en cuenta los alimentos que vamos a tomar y los gustos de los comensales.

De cualquier modo, debemos pesar en el menú como algo global, es decir, cada uno de los alimentos de la mesa van a estar pensados de modo conjunto y no por separado. Cuando preparamos un menú debemos tener en cuenta todos los platos, no sería lógico comer lasaña de primero y una ensalada de segundo, debemos de preparar los platos y servirlos en consecuencia del resto.

Lo mismo ocurre con el vino. Nunca serviremos un vino con mayor cuerpo precediendo a un vino más ligero. De hacerlo al contrario correríamos el riesgo de que el segundo vino resultase insípido a los paladares de nuestros comensales. De ahí que los entrantes y primeros platos vayan acompañados habitualmente de vinos blancos y rosados, seguido vinos tintos jóvenes, tintos más maduros y finalmente, rematemos el menú con vinos generosos y dulces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>