Los sabores especiales de la cocina gallega

La clásica gastronomía gallega posee recetas de tradición y sabores tan especiales que pueden convertir a cualquier comida en un interesante modo de conocer buena parte de su cultura.

El famoso lacón con grelos
En los meses más fríos, es difícil que este popular y contundente plato falte en las mesas de los hogares y restaurantes gallegos. En él se combina el sabor del lacón cocido, un producto típicamente gallego procedente de las extremidades delanteras del cerdo, con el de los grelos (brotes tiernos de las hojas del nabo), la patata y el chorizo.

Los grelos también forman parte del cocido gallego, un plato en el que se combinan con carne de cerdo, pollo, panceta, chorizo y patatas, entre otros ingredientes. Sirven también para elaborar una reconstituyente crema de grelos, ideal como aperitivo de una cena tras un frío día de trabajo.

La empanada gallega

La suavidad del hojaldre de la empanada gallega la diferencia de cualquier otro tipo de empanada. Sus variedades son innumerables, ya que casi cualquier alimento puede emplearse como relleno. Carne, pescado, marisco, verduras, o fruta son algunos de los ejemplos, sin olvidar la manteca y el sofrito con el que se aderezan. Estos dos últimos ingredientes son, precisamente, los que hacen de las empanadas gallegas un producto de sabor inconfundible.

Desde la típica empanada de bonito, pasando por la de lamprea, berberechos, pulpo o bacalao, hasta la original empanada de pisto, todas tienen un sabor especial cuando se preparan y se degustan.

Fuente: Eroski Consumer

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>