La Queimada

Como bien sabemos en Galicia existen muchas tradiciones y rituales que son muy propios de la región. Uno de ellos es el ritual gallego de la Queimada. La queimada es una bebida alcohólica f que normalmente se sirve en reuniones familiares o celebraciones. Las dos épocas del año en la que es más popular son en la noche de San Juan también se conoce como la noche de las brujas y la otra ocasión en que se sirve Queimada cae en la noche de Halloween, también conocida como Samhain en el calendario celta.

La queimada se sirve como parte de un ritual o ceremonia gallega única para alejar los malos espíritus. En sus orígenes se creía que la ceremonia era una antigua tradición celta que se transmitía de generación en generación. Algunos dirían que esta ‘tradición’ solo se estableció en la década de 1950 cuando Tito Freire diseñó la olla de barro que ahora se usa para esta ceremonia. El hechizo que se utiliza hoy en día fue escrito por Mariano Marcos Abalo Por lo tanto, se piensa de que esta no es una tradición tan antigua como podría pensarse. Sin embargo, muchas tradiciones celtas son tradiciones orales, por lo que no se habrían escrito y habrían tenido sus propias localizaciones en cualquier ritual.

A continuación os enseñaremos como hacer la queimada de una forma sencilla. Primeramente en la cazuela de barro vierte el aguardiente, junto con el azúcar, unos cuantos granos de café, una manzana cortada en tiras, y la piel de un limón o una naranja.¡Y ahora es cuando empezamos el ritual! Con el cucharón coge un poquito de aguardiente de la cazuela y prende fuego al líquido, cuando tengas llama acerca el cucharón a la cazuela y deja que el aguardiente ardiendo se mezcle, lentamente prenderá toda la cazuela con una atractiva llama azul. Comienza a remover muy, muy suavemente, que poco a poco se vayan mezclando los ingredientes y que suba la llama. Puedes utilizar el cucharón para oxigenar y hacer cascadas de fuego mientras dejas caer el aguardiente ardiendo. Todo debe ser con mucha suavidad para evitar accidentes.

Cuando veas que la llama empieza a aflojar es el momento de cantar el esconxuro o conjuro tradicional. Sigue removiendo mientras lo cantas, sigue haciendo cascadas, y deja que el fuego consuma el orujo. Más o menos cuando termines el conjuro la llama habrá bajado lo suficiente para servir la queimada.

Para ello utiliza preferiblemente vasitos de barro o cerámica, los dejas en una bandeja al lado de la cazuela y sirves uno a uno sin tocarlos. Aún quedará algo de llama que trasladarás a los vasitos y que después puedes apagar soplando un poquito para tomar tu queimada calentita y… mágica.

No dudes en visitarnos y tendrás una magnífica experiencia. Estaremos encantados de atenderte en www.restaurantelaquinteria.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies