Diferencias entre ternera y añojo

En la entrada de hoy os vamos a contar las principales diferencias entre la carne de ternera y la de añojo, para que así sepamos diferenciar cuando comemos una u otra.

La edad del ganado vacuno condiciona su alimentación. Y esta, a su vez, es clave para el sabor final de cada pieza.

En los primeros meses de vida del animal se distingue entre la ternera lechal o ternera blanca (entre cuatro y ocho meses y alimentada solo con leche materna) y la ternera (de ocho a doce y alimentada con leche y pasto). A partir de los doce meses y hasta los veinticuatro pasa a considerarse añojo. Bajo este epígrafe se agrupa todo animal, macho o hembra, entre doce y veinticuatro meses de edad, que se ha destetado a los cinco meses y ha sido criado con pastos y/o piensos.

A esta edad, la carne es aún rosada, tierna y con un sabor suave, aunque más sabroso que el de la ternera lechal o la blanca. Es la más habitual en el punto de venta y la carne roja más consumida en la zona mediterránea.

Pese a tener un contenido graso mayor que la carne de ternera, el añojo sigue siendo una fuente incontestable de proteína de alto valor biológico. Esto significa que contiene todos los aminoácidos esenciales. La proporción varía según la pieza, pero se mantiene en torno a los 20,65 gramos de proteína, frente a unos 14,4 gramos de grasa.

Descubre en Restaurante La Quintería deliciosos platos con esta excelente materia prima, como nuestro Solomillo de Añojo Quintería. ¡Te esperamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>