Diferencias entre las quisquillas y las gambas

Aunque a simple vista muchas personas puedan equivocarse y confundir a las quisquillas con las gambas, éstas tienen autonomía suficiente.  Ellas solas han hecho méritos para figurar entre las exquisiteces marisqueras.

La quisquilla carece del pico alargado en forma de sierra que tiene la gamba, y tiene en cambio, en la parte anterior del cefalotorax, una espina central y dos laterales.

En general se preparan cocidas y se sirven enteras como entremés. Peladas pueden utilizarse en cócteles, ensaladas y adornos de pescado. De ellas se ha dicho que son un rico entretenimiento para acompañar con cerveza o vino fino, un aperitivo.

Como curiosidad, contaros que  el corazón lo tienen en la cabeza y que  de sus 10 patas, los dos primeros pares han evolucionado hasta formar pinzas.  En cuanto a las medidas, su longitud máxima es de 9 cm, aunque en raras ocasiones supera los 5. Pero no hay mejor forma de saciar vuestra curiosidad que probando nuestras exquisitas quisquillas.

 

quisquillas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>