Cómo congelar el marisco (I)

gorgeous seafood platter imageHoy en Restaurante La Quintería queremos hablaros sobre algunas técnicas que puedes utilizar para congelar el pescado. Concretamente, os comentaremos cómo congelar el marisco para no perder ninguno de los componentes esenciales del alimento y para mantener su textura y sabor.

Hay un error muy típico cuando la gente congela los productos y es el de amontonarlo en el congelador. Estro produce que el producto que está fresco transmita calor al que ya está congelado, provocando su deterioro. Por este motivo, es importante tener bien organizado y que los productos se coloquen sobre bloques de hielo que normalmente utilizamos en las neveras portátiles.

Hay algunos mariscos que en el proceso de congelación pueden dañarse, por lo tanto hay que comérselos frescos. Un buen ejemplo son los percebes. Por otro lado, los centollos y las nécoras se tienen que cocer antes de congelarlos. Una técnica muy utilizada es la de humedecer un trapo en agua salada y envolver el centollo en cuestión. Asimismo, se cubre con film de plástico y se envuelve en papel de periódico. Es recomendable meterlo en una bolsita de plástico. De esta manera, el centollo o la nécora se mantendrá en perfecto estado en nuestro congelador.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>