¿Cómo se elabora el aguardiente?

En algunas zonas de Galicia y de León se utiliza el bagazo o buyo para la destilación del aguardiente. Poniéndoos en situación, el bagazo es el  residuo que queda después de extraerle el jugo a las uvas. El aguardiente se obtiene por destilación del vino. 

Para obtener un buen aguardiente, el material sobrante debe estar totalmente fermentado. Solo así se consigue un buen destilado.

Las características del producto final, están muy ligadas a como se ha producido la uva, la viña y a las variaciones de uvas. 

Proceso de elaboración del aguardiente

Una vez los bagazos estén fermentados, pueden ser destilados. Estos pueden conservarse en recipientes estancos, para evitar las bolsas de aire y eliminar el exceso de oxígeno. Esta conservación no debe superar los cinco meses, si se tarda más tiempo en destilarlo, baja la calidad del orujo obtenido.

Las destilerías o bodegas conservan el aguardiente en grandes cubas de hormigón, denominadas orujeras. El producto se almacena en capas, estas han sido pisada o prensadas muy fuerte para sacar todo el aire y luego estas grandes cubas se cierran herméticamente. 

Actualmente se utilizan recipientes de 200 a 1.000 kg de capacidad, en los que se mantiene la materia prima en perfectas condiciones.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>