Características del lacón gallego

El lacón es uno de los productos derivados del cerdo más típicos de la gastronomía gallega. El lacón procede se las patas delanteras del cerdo y para su elaboración se sigue un proceso similar al que se sigue con el jamón serrano.

Este tipo de carne tiene unas características especiales. El peso de las piezas de lacón suele oscilar entre 3 y 5,5 kg, ya que se trata de las patas delanteras del cerdo. Las piezas se presentan con piel, pezuña y huesos, pero sin los cascos que se le ponen a las patas del cerdo.

La forma exterior de las piezas de lacón presenta un aspecto redondeado en los bordes, y perfilada de forma que su aspecto es limpio y firme, con una masa muscular consistente. La grasa es densa y blanquecina, llegando en ocasiones a ser ligeramente amarilla y brillante.

La textura de la carne es firme, aunque depende de su grado de curación. La carne tiene un color rosado claro, es aromática y su sabor es bastante suave y un poco salado. A menudo podremos encontrar grasa parcialmente infiltrada entre la carne del lacón. El aroma del lacón se puede clasificar como suave y bastante agradable, aunque suele depender de cómo lo cocines.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>