Bígaros: características y curiosidades

Características de los bígaros

  • Su concha es dura, en forma de espiral, ovalada y puntiaguda en el ápice.
  • Su color es negro azulado o parduzco, con una banda espiral de tono más claro.
  • El cuerpo es cilíndrico, con una nariz saliente y con dos tentáculos donde están los ojos.
  • Son moluscos muy resistentes y pueden aguantar mucho tiempo fuera del agua.
  • Cuando se siente atacado se refugia en el interior de la concha.
  • Los machos fecundan a las hembras fijando éstas sus huevos gelatinosos sobre las propias algas que les sirven de alimento.

Curiosidades de los bígaros

  • Es el más conocido de los caracoles marinos siendo el aperitivo habitual en bastantes regiones españolas.
  • Para recolectar bígaros, basta con darse un paseo por las zonas intermareales y escudriñar las grietas de las grandes piedras o darle la vuelta a las más pequeñas.
  • Hay un instrumento musical llamado Bígaro, que es la concha de un caracol marino de gran tamaño y del que sale la canción popular más emblemática de Cantabria: la danza de Ibio, inspirada en el baile de las danzas que refleja el temple y reciedumbre de los hombres de Cantabria.
  • ¿Sabías que el sonido que producen los caracoles de mar se debe al fenómeno del eco? Pertenece al medio ambiente, y se debe a que las ondas transmitidas en el aire rebotan en la cavidad del caracol y vuelven a nuestros oídos.
  • Los caracoles se adaptan a la diversidad de ecosistemas del planeta. Se distribuyen en todas latitudes y en casi cualquier ambiente marino, fondos arenosos, fangoso y oquedades rocosas, corales, barcos hundidos y manglares, y hasta sobreviven fuera del agua, sobre las rocas donde rompe el oleaje. Otros invadieron las aguas dulces y se adaptaron a casi todas las condiciones de ambientes acuáticos en altitud y latitud diversas. Y por último los terrestres, los pulmonados, que han perdido sus branquias y convertido el manto en pulmón, para conquistar la superficie terrestre donde pueblan selvas, bosques y desiertos, e incluso habitan en los límites de las nieves eternas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies