Además de con marisco, Galicia cuenta con un sorprendente chorizo

Hablar de Galicia y de su rica gastronomía, siempre nos lleva a pensar a su suculento y siempre fresco mariscos. Sin embargo, Galicia no deja de sorprendernos nunca en la mesa y lo hace por ejemplo, con su chorizo. El popular “chourizo galego” que  está hecho con carne de cerdo picada (magro de cerdo y tocino), normalmente de la zona del costillar y la paletilla del animal. Dicha carne se condimenta con ajo, sal y  pimentón (dulce o picante).

Son varios los tipos de chorizo gallego que existen. Un ejemplo destacable es el llamado “chourizo ceboleiro”, que es aquel al que se le añade una buena cantidad de cebolla, además de algún condimento más, como el orégano, el tomillo o la canela. Difiere del típico “chourizo galego” en que la carne de cerdo que se emplea en su elaboración está picada de manera más gruesa, aunque esto no influye en la distribución de la grasa, la cual sigue siendo óptima. Su color es rojo oscuro, su olor intenso y su textura uniforme; y al cocinarlo se puede apreciar el aroma a cebolla.

A este tipo de chorizo, se le puede variar ese ingrediente extra, sustituyendo la cebolla por calabaza. Es en la comarca de Celanova, en Orense, donde se realiza esta variante: los chorizos de calabaza, muy apropiados para cocidos y fabadas por su fácil digestión.

No dejéis de probar nuestro chorizo gallego a la brasa. Comprobaréis, que la cocina gallega destaca por su calidad y variedad.

 

imagen

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>